Perdidamente enamorado

  Estoy perdidamente enamorado de ella, y del reflejo sobre el mar del suave baño de luz de su luna llena.

  Estoy perdidamente enamorado de ella, y de su resplandeciente vestido de gala con el que me agasajaba en noches despejadas.

  Estoy perdidamente enamorado de ella, y de sentir su refrescante voz susurrándole a las verdes praderas.

  Estoy perdidamente enamorado de ella, y de su cálido abrazo de fragancias en primavera.

  Estoy perdidamente enamorado de ella, y entre estas cuatro oscuras paredes, noto como mi esencia languidece, recordando el gélido tacto de su rocío cuando ella amanece.

  Estoy perdidamente enamorado de ella, y con esta minúscula y desgastada piedra, grabo con ardiente anhelo en este frío muro, mientras lejanos se acercan los pasos que ejecutan mi sentencia.

  Estoy perdidamente enamorado de ella, y a pesar de mis humanos errores, ha tenido a bien en mis últimos días acompañarme, con el obsequio entre una fina grieta, de un verde brote.


  Todas las imágenes empleadas en mis artículos provienen de Pixabay.

Grito Intergaláctico


  La ronca voz le sacó de su estupor.

  —¡Antare lubonic estion! –gritó el enorme ser.

  Un haz de luz se dirigió desde la nave hacia el azul planeta, desintegrándolo.


  Recordando aquel incidente había parado treinta segundos de recoger los diamantes y de depositarlos en las carretillas voladoras. El collar, que le cortaba la circulación del cuello, emitió entonces un pitido y una descarga eléctrica lo tumbó en el suelo.

  Llevaba muchos años urdiendo aquel plan; llevando mucho cuidado de no ser descubierto en su pequeño secreto.

  Había muchas formas de perder la vida en el salvaje entorno del planeta UC713B6 y aún más bajo el yugo opresor de aquella especie conquistadora y aniquiladora; la esclavitud ya nunca más sería una de ellas.

  Aunque tenía los ojos cerrados y parecía inconsciente sintió la fuerte patada que lo desplazó unos metros arrastrando por el suelo. El enorme lagarto lo agarró por la cabeza, levantándolo en el aire y quitándole el collar para proceder a decapitarlo. Para su sorpresa, el joven humano le rajó el cuello con una rudimentaria daga de diamante.

  El resto de las diversas especies esclavas contemplaban con asombro cómo el humano procedía a desactivarles los collares con el anillo del lagarto muerto.

  Los ojos del humano ardían con un lloroso mensaje y con un gesto del brazo y un potente grito de odio, se lanzaron a vengar a sus seres queridos y a sus planetas, aunque ello les costara sus tristes y solitarias vidas.


  Todas las imágenes empleadas en mis artículos provienen de Pixabay.

Esqueleto Reforzado


  Subido al enorme exoesqueleto era invencible; acababa de repeler el cruento ataque alienígena, salvando el planeta.

  La heroica imagen se difuminó en cuanto su espalda tocó bruscamente el suelo con un sonido metálico, dejando paso al abuso sufrido por aquellos tres niños en el patio del colegio. Al parecer, los aparatos metálicos ortopédicos que llevaba en sus piernas tampoco eran del agrado del resto de gente.

  Una lágrima cayó por el rostro del joven deslizándose hacia el suelo del patio y expandiéndose al tocar fin en aquel lujoso despacho, a los pies del director de la empresa de ingeniería biónica.

  Frente al enorme ventanal pensaba cuán grandes realizadoras de sueños eran las lágrimas.


  Todas las imágenes empleadas en mis artículos provienen de Pixabay.

Medio Hostil


  Recordaba la calidez de aquel verano jugando con su hijo en sus entumecidas piernas.

  La salitre enmarañaba su pelo y barba mientras seguía recordando su vida, abandonándose a la deriva sobre un húmedo madero. Él solo era el cocinero de un modesto barco que utilizaba arpones como forma de comunicarse y charcos de sangre flotante por mensaje.

  Al parecer alguien había recibido los mensajes y, con desatada violencia, el mar procedió a deshacerse de los insignificantes invasores a golpe de oleaje. Su familia necesitaba el poco dinero que iba a ganar durante su ausencia; aquella ausencia que ahora duraría eternamente.

  Una gran sombra emergía veloz hacia él desde las profundidades.

  Cerró los ojos y se sintió formar parte del equilibrio.


  Todas las imágenes empleadas en mis artículos provienen de Pixabay.

El Sauce y las Margaritas

  Gimoteaba triste el sauce mientras lágrimas de savia recorrían su agrietada corteza. Un grupo de margaritas le preguntaron divertidas el porqué de su tristeza.

  —¿Por qué lloras sauce? ¿Es por esas feas grietas en tu corteza?

  —Es porque desde aquí arriba veo a humanos con hachas venir hacia aquí y no quiero convertirme en madera.

  —Para eso estás hecho –dijeron las margaritas entre carcajadas, ajenas al dolor del sauce.

  Los humanos al llegar y tras el sauce talar, las margaritas procedieron a arrancar y de manera jocosa una a una deshojar.

Moraleja

  El que se ríe del mal o dolor ajeno, no tardará en probar de su propio veneno.


  Todas las imágenes empleadas en mis artículos provienen de Pixabay.

Presentación de mi nueva página

 Os presento mi nuevo blog en WordPress comenzando por hablar un poquito sobre mí:

 Lector voraz desde temprana edad, siente el deseo instintivo de escribir en su adolescencia, durante ocasiones puntuales, pero ceja en su ejercicio debido a presiones sociales diversas. Se reencuentra con la escritura y se deja seducir por ella plenamente y sin tapujo alguno, a finales de 2015, momento en el que comienza a concursar en diversos certámenes oficiales.

 Tras participar en más de una veintena de concursos logra alzarse en 2016 con el 1er premio del «XXII Certamen de Cartas de Amor Ciudad de Bailén», gracias a su prosa poética titulada «A ti», donando el importe en metálico a la asociación medioambiental AMECO, en Jaén.

 Alterna su trabajo actual como Cabo Especialista en Telecomunicaciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con la gestión de su página oficial Miguel A. Cabanes en Facebook y su blog dedicado a temática diversa y desenfadada: artículos de investigación, documentación sobre fauna y flora, críticas gastronómicas, estudios bursátiles, etc., en Steemit.

 Es brevemente entrevistado por M80 radio y Onda Cero (ambas con sede en Jaén) con motivo del galardón anteriormente mencionado; es entrevistado en el programa «Andando y viendo» de Radio Godella, en la 98.0FM y colabora, leyendo diversos escritos como artista invitado, en el programa del mismo nombre, esta vez para Radio Bétera, en la 107.9FM.

 No pierde la ilusión por escribir, encontrándose en continuo aprendizaje y viendo la escritura como un bien de un valor incalculable que debemos preservar.

 Algunas de sus otras aficiones actuales son el canto clásico, con el que lleva año y medio de clases particulares bajo enseñanza de una soprano reconocida a nivel local, y el piano, respecto al que está comenzando a recibir clases, desde hace un par de meses.

 

 Agradeceros a todos/as los/las lectores/as que me han seguido durante estos años; a este respecto aclaro que seguiré manteniendo los citados blogs tanto en Facebook como en Steemit.

 

 ¡Saludos a mis lectores/as!