Rajeynaya (Con suerte)

   Creía percibir ahora, desde cubierta, los gritos que su familia profirió cuando aquellos hombres llegaron armados con machetes a su hogar con la intención de reclutarlo en un grupo paramilitar infantil. La negativa de sus padres fue rotunda y funesta. Corrió y corrió mirando continuamente hacia atrás y profusos regueros de lágrimas salpicaron la árida tierra.

   Abandonando Somalia en una destartalada furgoneta que transportaba resina de mirra, entre la que pudo ocultarse de polizón, deambuló durante meses a pie en aquella tierra para él desconocida.

   Sobrevivió a base de restos de basura e insectos pero su delgado cuerpo apenas levantaba ya el polvo del camino con sus serpenteantes pies.

   Estuvo tentado de sentir dicha cuando un grupo de esclavistas lo secuestró; al menos deberían alimentarlo para poder vender viva su mercancía.

   Tras meses de cautiverio y cicatrices en las muñecas por las ataduras, consiguió escapar en un descuido y atravesar la frontera de Libia, donde al cabo de unos meses, robó las suficientes monedas como para pagarse un pasaje en una patera con cincuenta personas más.

   La embarcación zozobró a mitad de camino y cuarenta de esas personas murieron ahogadas.

   Cuando comenzaban a abandonarle las fuerzas y el frío comenzaba a entumecer sus delgados miembros, atisbó un gran foco de luz a lo lejos que parecía acercarse.

   Tiritando empapado en agua de mar, se aferraba con fuerza a aquella fotografía de su familia, mientras la primera mujer blanca que veía en su vida, le arropaba con una cálida manta y una sonrisa.

   Dos años, seis mil trescientos quilómetros y una promesa después, se permitió volver a llorar.


  Todas las imágenes empleadas en mis artículos provienen de Pixabay y están hipervinculadas a dicha página.

Autor: Miguel A. Cabanes

Lector voraz desde temprana edad, siente el deseo instintivo de escribir en su adolescencia, durante ocasiones puntuales, pero ceja en su ejercicio debido a presiones sociales diversas. Se reencuentra con la escritura y se deja seducir por ella plenamente y sin tapujo alguno, a finales de 2015, momento en el que comienza a concursar en diversos certámenes oficiales. Tras participar en más de una veintena de concursos logra alzarse en 2016 con el 1er premio del «XXII Certamen de Cartas de Amor Ciudad de Bailén», gracias a su prosa poética titulada «A ti», donando el importe en metálico a la asociación medioambiental AMECO, en Jaén. Alterna su trabajo actual como Cabo Especialista en Telecomunicaciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con la gestión de su página oficial "Miguel A. Cabanes" en Facebook y su "blog" dedicado a temática diversa y desenfadada: artículos de investigación, documentación sobre fauna y flora, críticas gastronómicas, estudios bursátiles, etc., en Steemit. Es brevemente entrevistado por M80 radio y Onda Cero (ambas con sede en Jaén) con motivo del galardón anteriormente mencionado; es entrevistado en el programa «Andando y viendo» de Radio Godella, en la 98.0FM y colabora, leyendo diversos escritos como artista invitado, en el programa del mismo nombre, esta vez para Radio Bétera, en la 107.9FM. No pierde la ilusión por escribir, encontrándose en continuo aprendizaje y viendo la escritura como un bien de un valor incalculable que debemos preservar. Algunas de sus otras aficiones actuales son el canto clásico, con el que lleva año y medio de clases particulares bajo enseñanza de una soprano reconocida a nivel local, y el piano, respecto al que está comenzando a recibir clases, desde hace un par de meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *